Silvia Vigatà, nueva presidenta de BPW

La ilerdense Silvia Vigatà ha sido elegida esta tarde presidenta de la Federación de Empresarias y Profesionales Business and Profesional Women (BPW Spain), en sustitución de la valenciana Mª José Mainar. Vigatà ha sido elegida por unanimidad. El acto ha tenido lugar en el edificio Innsomnia de Bankia y ha sido organizado por la Asociación de Empresarias y Profesionales de Valencia (EVAP).

Vigatà es la Secretaria del Consejo de Administración, Consejera Delegada e International Manager del Grupo Asysum, empresa del sector de la automoción y dedicada a la reconstrucción de componentes mecánicos. La empresa tiene presencia en Europa y cuenta con 250 empleados.

BPW Spain forma parte de la federación internacional BPW, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es desarrollar el liderazgo de la mujer a nivel mundial. Junto a Vigatà, ha sido elegida vicepresidenta primera la marbellí Miriam Herrera, directora general H25 Arquitectura, y repite en la junta directiva, como vicepresidenta primera la valenciana Rana Ezzeddine, fundadora y directora de Finixia Technology & Consulting.

Ezzeddine ha declarado poco después de su nombramiento que “Silvia Vigatà tiene un perfil bastante potente. La veo muy capacitada.”

Los objetivos de la nueva junta directiva, que se ha ampliado de 12 a 15 miembros, según Ezzeddine, son “ser más visibles para que España sea referente en temas de igualdad salarial y empoderamiento de las mujeres empresarias y profesionales, lo que la internacional en conjunto trabaja desde hace muchos años”.

“Me gustaría animar a más mujeres, aunque sólo sea un 50% más, no sólo a que estén en todos los sectores, sino que se vean.  Entre los 30 y 45 años pasamos una etapa muy difícil en la que nos vemos con muchas responsabilidades que nos requieren presencia, y dejamos lo último nuestra visibilización, por desgracia. Cosa que no debe de pasar”,  ha manifestado.

El aumento de miembros de la Junta Directiva en la federación se debe a que “trabajamos en el empoderamiento de la mujer empresaria por voluntad y por pasión, y cuantas más podamos arrimar el hombro, mejor”.

La federación BPW nació en 1930 con los mismos objetivos que persigue hoy: la igualdad real, económica y social, entre hombres y mujeres directivas. Ha llovido mucho desde entonces, pocas veces para bien. Hoy están más cerca que nunca, pero aún falta camino.