El Equal Pay Day o Día por la Igualdad Salarial tiene su origen en los años 60 en Estados Unidos. Actualmente es una iniciativa mundial de la Federación Internacional Business and Professional Women (IBPW) a la que Bpw Spain pertenece.

Este día surge con el objetivo de luchar por la igualdad salarial entre hombres y mujeres y su fecha varía en función de si aumenta o disminuye la brecha. El día de su celebración coincide con las jornadas laborales que las mujeres “trabajan gratis”. De esta forma, unos años la brecha se celebra a principios del mes de marzo, otros años en abril dependiendo de lo amplia que sea la diferencia salarial entre hombres y mujeres. Desde el año 2009, la Federación de Empresarias, Directivas y Profesionales BPW Spain ha liderado la reivindicación de este día en nuestro país. En España, el Consejo de ministros del Gobierno de España aprobó el Acuerdo del 26/2/2010 por el cual se fijaba la celebración del Día por la Igualdad Salarial el 22 de febrero. Desde las distintas asociaciones integradas en BPW Spain visibilizamos, cada año, mediante diversas acciones reivindicativas la necesidad de acabar con esta discriminación.

La Comisión Europea define la brecha salarial como “la diferencia existente entre los salarios percibidos por los trabajadores de ambos sexos, calculada sobre la base de la diferencia media entre los ingresos brutos por hora de todos los trabajadores”.

Cada año, el INE (Instituto Nacional de Estadística) publica la Encuesta de Estructura Salarial (EAES). Un observatorio que proporciona medidas resumen sobre la ganancia bruta de los trabajadores por cuenta ajena y que permite hacer el cálculo de las ganancias brutas totales.

Para comparar el salario femenino y el masculino es necesario considerar situaciones similares respecto a variables laborales como el tipo de jornada, la ocupación, el tipo de contrato, ya que son factores que inciden de forma importante en las retribuciones.

La brecha salarial es la diferencia entre el salario anual entre hombres y mujeres. Según la EAES publicada en junio de 2023, en 2021 la ganancia media para los hombres fue de 28.388,69 euros y para las mujeres de 23.175,95 euros, con unos incrementos del 2,7% y 3,2%, respectivamente, respecto a 2020. Por tanto, el salario medio anual femenino representó el 81,6% del masculino frente al 81,3% registrado en 2020.

Esta diferencia se traduce en una brecha salarial de género del 18,36%. Comparando estos datos con los del 2019 y el 2020 la brecha tiene una tendencia a la baja (19,05% y 18,7% respectivamente), aunque continúa siendo muy elevada.